23 septiembre, 2020

Dogma

Por Josefina Leroux

驴Qu茅 no entiendes? grita Michael, el esposo machista de Mette en la obra teatral Festen, adaptaci贸n de la pel铆cula Dogme,  de Thomas Vinterberg cuya historia expone las problem谩ticas de una familia de las que hay muchas. Qu茅 no entiendes, le repite en escena este var贸n a su esposa ante cierta resistencia a sus mandatos.

Expresiones culturales como el teatro son un espejo de realidades comunes que pueden servir para reflexionar.

En dicha obra, quien no entiende es Michael, no escucha el hartazgo de su pareja ni percibe su propia violencia. Tampoco ve la opresi贸n y el sometimiento que hace a su mujer imponiendo sus necesidades, su visi贸n de c贸mo debe ser la realidad para satisfacci贸n propia. S贸lo capta su renuencia y reacciona.

En contraste, la comunicaci贸n entre sus padres no enfrenta desaf铆o, igual que suced铆a en las familias de anta帽o donde la 煤nica voz que se escuchaba era la del pap谩; las mujeres y los hijos escuchaban y obedec铆an. Se acab贸 en las nuevas familias donde coexisten sus voces aunque todav铆a no sean del todo escuchadas.

Los problemas de comunicaci贸n son el nudo gordiano que ata muchas de las dificultades que padecen las familias a lo largo de su vida. El matem谩tico psic贸logo John Gottman estudi贸 3000 parejas y encontr贸 que inclusive las m谩s felices no resuelven el 69 por ciento de sus conflictos. En su pr谩ctica terap茅utica les muestra a las parejas que no existe una realidad absoluta en discordia, m谩s bien dos realidades subjetivas.

Y si hablo de familias, coexisten cuatro o cinco visiones de la realidad que chocan unas con otras cuando todos y cada parte habla y nadie escucha. El lenguaje puede ser una prisi贸n que encierra en una c谩rcel en donde se recrea la propia redundancia, donde se embotan los sentidos y se empa帽a el entendimiento, asegura el Dr. Daniel Siegel, investigador de la conciencia en la UCLA.

As铆 se elaboran los discursos, con ideas y creencias heredadas o prestadas que terminan por creerse las personas y a las que se aferran como si representaran la 煤nica verdad. Es imposible si ignoran las versiones y perspectivas de los dem谩s. Pero poco se utiliza el silencio para poder escuchar, ya no digamos al pr贸jimo, sino a los seres m谩s queridos.

En esta misma obra (Festen) se describe tambi茅n el dolor de los secretos familiares y las complicidades. La historia se desarrolla en Europa sin embargo muestra lo mismo que sucede en las familias mexicanas. Un padre que abusa sexualmente de sus hijos los que guardan el silencio por a帽os hasta que las circunstancias rompen el precario equilibrio y estalla la verdad.