DE FAMILIAS A FAMILIAS

familia-a-familiasMucho se ha discutido acerca del significado y el formato de la familia a partir de las reuniones que se han llevado al cabo allá en Beiging, para hablar de desarrollo y poblaciones humanas.

El tema de las familias, concretamente ha parado de punta el pelo a muchos cuando se imaginan que se acuña para introducir modelos de familias que alterarían el orden social.
“Lo que pretenden esas feministas – he leído de fundamentalistas o reduccionistas suspicaces-, es que aceptemos el matrimonio de homosexuales y la posibilidad de que estos adopten hijos”.
Hecho que puede resultar cierto en parte, en la medida en que los antropólogos, sociólogos y trabajadores sociales se han dado cuenta que, las familias en México ya no son todas iguales y que coexisten entre nosotros, gusten o no a algunos, como las lésbicas o gays.
Es que no solamente la conformada por un padre y una madre con sus hijos merecen el título de familia, porque de hecho, circunstancialmente, coexisten diversos tipos de fórmulas con semejantes funciones que cohabitan para ayudarse mutuamente, sin que tengan que solicitar permiso a la sociedad para hacerlo, por lo que, de poco sirve negar su legitimidad.
Es que antes de definir un hecho humano primero existe, y si es, algún sentido tendrá, lo entendamos o no.
De manera que, así, igual que entre los individuos encontramos la diversidad, en este caso, de las formas de agruparse las familias que tendremos que aprender a aceptar y convivir, si deseamos subsistir en paz y armonía.

Un par es familia

Si, una pareja sin hijos, una madre y una hija , un padre y un hijo, dos hermanos, una abuela y su nieto, etcétera, conforman de hecho una familia. Aunque por el mínimo número de miembros se facilite la dependencia mutua, a veces enfermiza y por lo mismo, las relaciones de amor y odio.

Monoparentales

Muy comunes en México las integradas por la madre abandonada por el marido.
Raramente estructuradas por un padre y sus hijos como la que recién acaba de convertirse en la primera familia de la nación formada por el candidato de la Alianza por el cambio, la que sin duda sentará un precedente significativo en los usos y costumbres, como en la historia social de nuestro país.

Familias con soporte
Aquellas en las que hijos o miembros extras ayudan forzosamente en las tareas de los padres. Se trata de hermanos o hermanas, tíos con responsabilidades que no les corresponden pero que asumen (conscientes o sin darse cuenta). Miembros que trabajan para el sostén de la familia o colaboran en su crianza por lo que adquieren autoridad o poder sobre los demás, generando emociones negativas de las que son depositarios a veces, sin deberlas ni temerlas, por el solo hecho de haber sido los elegidos para cubrir papeles protagónicos.

Tres generaciones
Muy común todavía en nuestro país es la familia en la que conviven tres generaciones, en la se jalonea a veces la autoridad entre padres y abuelos. Familias numerosas donde puede abundar la solidaridad pero faltar el respeto a cada uno.

Familias variables

Son esas que se mudan repetidamente, que aceptan miembros temporales; familias en las que sus integrantes vienen y van regularmente como las de los migrantes, cuya adaptación es todo un reto para la supervivencia.

Reconstituidas

Secundario al hecho del divorcio y el de la viudez, la posibilidad de formar nuevas familias de otras formadas anteriormente es cada día más común. “Los míos, los tuyos y los nuestros” pueden reunirse actualmente con la anuencia social, representando un modelo de familia factible en la medida de la creatividad de nuevas reglas del juego para que las costumbres de unos no pesen contra las de otros.

Circunstanciales

No necesariamente alrededor del matrimonio se forman las familias, también llegan a serlo las integradas por personas que conviven temporalmente y que llegan a necesitarse mutuamente, como las que se dan naturalmente en las comunidades religiosas, pero también las que nacen en las cárceles, durante las guerras, en los hospitales o asilos donde se gestan espontáneamente los afectos y la ayuda de unos a otros.

Comunas

Típicas de algunos tiempos y lugares, aquellas en los que hombres y mujeres maternan y paternan a los hijos ‘indistintamente’ trascendiendo costumbres y valores del grupo, como en el caso de los hippies o los kibutzin en Israel.

Con fantasma

De las más interesantes familias son aquellas en las que un miembro ausente se hace presente por sus miembros constantemente como si fuera un fantasma, al que conceden un poder y lealtad por la que son capaces de sacrificarse. Familias dolientes que sufren la pérdida de alguien que no se resignan a prescindir y alrededor de quien giran sus vidas.

Familias incompetentes

Desautorizadas por su madurez para tener hijos y que sin embargo los tienen
desafortunadamente en medio de un caos. Son las familias donde no existe un orden lógico ni autoridad moral que controle a los miembros; donde se imponen reglas que luego no se cumplen pero se exigen en medio de una muy probable violencia y alienación de sus miembros que sufren innumerables problemas.

Familias enfermas

Se trata de esas familias llenas de problemas que no saben enfrentar ni resolver. Familias que sufren más de lo mismo por años por lo que, a corto o largo plazo, la mayoría de sus miembros terminan enfermos sino emocional, físicamente.

Familias todas que surgen de la incapacidad del ser humano de vivir en aislamiento; familias que se gestan de las necesidades de afecto, comunicación y convivencia. Benditas todas las familias porque son la cuna del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *