COARTADA IMPERFECTA

4ª entrega

OBJETO DE DESEO


Josefina Leroux


-Huele a caca. ¿Te echaste un pum, Belén?
-Fue mi bebé.
-Déjame verlo. ¿Puedo cargarlo?
-No sabes cómo.
-Tengo cuidado, préstamelo.
-No, es mío. Me lo trajo mi abue de España.
-Pero tienes muchos.
-No es cierto, este es español.
-Préstamelo un rato. Yo te presto mi Barbie.
-No me gustan las Barbies, son flacas. Me gusta más mi rorro.
-¿Cómo se llama?
-No lo he bautizado.
-Los muñecos no se bautizan.
-Tú no sabes, en España sí.
-¿Quién te dijo?
-Pues mi abuela, no ves que acaba de llegar de allá.
-¿Y cómo le vas a poner?
-Le pondré Javi, como mi hermanito.
-¿Puedo ser su madrina?
-No sé, lo voy a pensar, mañana te digo.
-¿Le puedo cambiar el pañal?
-No se ha orinado, está seco.
-¿Por qué tiene vestido con olanes y moños azules si es hombre?
-Qué tonta, trae su ropón para el bautizo, pero tiene 5 pantaloncillos y jerseys.
-¿Qué es eso?
-Así se llaman los shorts y camisas en España.
-¿Dónde es eso?
-En Europa.
-¿De allá es tu muñeco?
-Si, mi abue fue de vacaciones porque ella nació ahí. Allá no se usan las Barbies,
los muñecos son como bebés de verdad.
-¿Le puedes decir a tu abue que me compre uno cuando vaya?
-Le diré. A ver si quiere. Ya me voy.
-Mamá, cómprame un rorro como el de Belén, como el que su abuelita le trajo de
España.
-Ay, hijita, esos no los venden aquí. Pero tú tienes tres Barbies.
-Ya no me gustan mami, no parecen bebés como Javi.
-¿Quién es Javi? Ay mamá, el hermanito de Belén y su rorro, bueno, todavía no lo
bautizamos. Yo voy a ser la madrina.
-¿Ah,si?

-Belén lo está pensando pero seguro que si, porque soy su mejor amiga.
-Bueno, ya metete a bañar.
-Cuando vaya a España la abue de Belén me va a traer un rorro y lo bañaré
conmigo.
-Si sí, pero ya entra al baño y apúrate.
-Niñito Jesús, que la abue de Belén se vaya pronto a España.
-Mamá, mamá, ya regresó la abuelita de veranear, déjame ir a casa de Belén por
mi rorro.
-¡Qué linda! Al rato vamos.
-No mami, por favor, llévame ya.
-Haz la tarea primero.
-Aquí es mamá, esa es la camioneta de su mamá.
-¿Está Belen?
-No Sofía, se fueron de vacaciones.
-¿A dónde?, ¿cuándo regresa?
-No sé, me dijo la señora que el lunes de la semana que viene.
-¿Me dejó mi muñeco?
-No, no me dio nada.
-¿Puedo pasar a su cuarto?
-Discúlpame pero no puedo.
-Ya deja de llorar, hijita. Pronto tendrás tu muñeco, falta muy poco.
-No puede ser mamá, cómo se le olvidó…
-Cálmate, no te pongas así.
-Tú no me comprendes. Desde las vacaciones del año pasado estoy esperando a
mi rorro.
-Sí amor, pero es un muñeco.
-No entiendes, mamá.
-¿Quieres que te llevé a casa de Belén, ya deben haber llegado.
-Siiii mami, vamos.
-¿Está Belén?
-Sí, pásale Sofia, está en su recámara.
-Hola Belén, vengo por mi rorro.
-¿Cuál rorro?
-El que tu abue me trajo de España. El que le pediste para mí, ¿te acuerdas?
-Eso fue hace mucho tiempo. Se me olvidó pedírselo.
-Pero, tú dijiste…
-No llores, cámbiale el pañal a Javi. Voy a la cocina por su mamila.
-Vámonos mamá, rápido, lo más rápido que puedas.
-¿Qué te pasa?, enséñame tu muñeco.
-Se parece al de Belén pero no es el suyo.., ¡vámonos ya!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *