1 abril, 2014

ABDICAN A SU PODER

Por Josefina Leroux

abdican-poderLa preparaci贸n para el sacerdocio siempre hab铆a sido reconocida como una de las m谩s s贸lidas, sin embargo, recientemente algunos representantes de la jerarqu铆a de la Iglesia ostentan en sus opiniones desinformaci贸n o ligereza al tratar algunos temas decepcionando a un buen n煤mero de cat贸licos. As铆 parece cuando hablan de la sexualidad. 

La autoridad que han concedido a laicos empeora m谩s a煤n su imagen ante los cat贸licos pensantes, ya que con su escudo se han formado con distintos nombres instituciones y asociaciones que redactan escritos tan falaces como soberbios; documentos con aires de inspiraci贸n divina como el de la 鈥淒eclaraci贸n de principios sobre la familia鈥 (sin fundamentos teol贸gicos ni antropol贸gicos).
Quiero referirme concretamente a su inciso Familia y Sexualidad, que dice: 鈥淟a naturaleza sexuada del hombre y de la mujer se manifiesta a trav茅s de sus caracter铆sticas f铆sicas y psicol贸gicas鈥.
驴Nada m谩s? 驴No conocen los que conforman las 90 instituciones y asociaciones, el aspecto social de la sexualidad?
En el libro 鈥淟a Sexualidad Humana鈥, nuevas perspectivas del pensamiento cat贸lico, escrito por el Consejo Directivo de la Sociedad Teol贸gica Cat贸lica de Am茅rica, advierten que 鈥渓a sexualidad ha de abordarse integr谩ndola en la totalidad de la vida humana con todas sus relaciones. De lo contrario, puede degenerar f谩cilmente en un biologismo superficial鈥.
驴No saben tampoco los de la Red Familia que el aspecto psicol贸gico de la sexualidad es el resultado de la combinaci贸n de lo biol贸gico(lo heredado) con lo social(lo aprendido)?
Y reiteran :鈥淓stas diferencias son naturales y no est谩n determinadas por roles construidos artificialmente en sociedad鈥. O sea que, seg煤n ellos, ni la sociedad ni la cultura afectan la feminidad ni la masculinidad, 驴o tampoco existen? Y el machismo, seg煤n estos 鈥減rincipios鈥 驴ser铆a algo natural inscrito en el coraz贸n del var贸n como parte de su naturaleza?
驴Y el pudor, que aseguran algunos de esta Red es parte de la naturaleza femenina? 驴Est谩n exentas de pudor las mujeres de grupos no civilizados que a la fecha traen sus pechos y cuerpos desnudos? 驴qu茅 pasa con esas feminidades? 驴Es otra naturaleza la de ellas?
驴Y el aprendizaje?, 驴d贸nde entra? 驴Se expresa igual la sexualidad de la ind铆gena que la de la mujer civilizada?
Y los valores de los que hablan tanto, 驴para qu茅, si nada se construye socialmente? 驴O tambi茅n est谩n inscritos? 驴Para qu茅 ense帽arlos entonces?
La literatura teol贸gica contradice los principios que pretende difundir esta Red Familia.
En referencia a lo natural, le铆 en el mismo libro 鈥淟a Sexualidad Humana鈥 escrito por expertos cat贸licos, que 鈥淐on el desarrollo del cortex (corteza cerebral) aumentan la libertad con respecto al control hormonal y la especificidad reproductora del comportamiento鈥.
Pero la Red Familia dicta que: 鈥淓l sexo es la potencia de la vida, el amor y la complementariedad y est谩 ordenado a la procreaci贸n de los hijos鈥.
Se contradice lo anterior en el documento 鈥淟a Declaraci贸n sobre 茅tica sexual鈥 que desde 1975, identific贸 la sexualidad humana 鈥渋ncluso en los no casados como fuente de las m谩s fundamentales caracter铆sticas de la persona y como elemento crucial en el proceso de la maduraci贸n personal y de la integraci贸n social鈥. Lo que llev贸 a cambiar la formulaci贸n tradicional de los fines de la sexualidad procreativo y unitivo por 鈥渃reativo e integrador鈥.

Es oportuno aclarar conceptos ya que se acerca la Asamblea General de la ONU para estudiar propuestas en torno a Poblaci贸n y Desarrollo, y una vez m谩s se inician los ataques y tergiversaciones hacia los y las que defienden sus derechos, y se muestren en desacuerdo con los fundamentalistas.
Por lo mismo, omiten los de la Red Familia el t茅rmino g茅nero que tanto han censurado aludiendo
que esconde otro. Reprueban que se repita en el discurso feminista.
Pero si as铆.., todav铆a no entienden y editan el concepto d谩ndole el sentido que ellos creen que puede tener. Ser铆a recomendable que leyeran del tema, el reconocido Colegio de M茅xico tiene magn铆ficas publicaciones sobre el tema de g茅nero.
La cultura de g茅nero alude a aquellas costumbres sociales que privilegiaron a los varones sobre las mujeres y les hicieron creer en estereotipos sexuales convenientes para establecer y mantener relaciones de poder.
Otra cosa es el derecho a vivir cada quien libremente respecto a su orientaci贸n sexual, y ese lo defienden aparte los y las interesadas abiertamente.

Resulta interesante darnos cuenta como la libertad de expresi贸n que marca el fin de los autoritarismos, ha disparado ideas paranoides a muchos cat贸licos y ha suscitado mecanismos de proyecci贸n por los que adjudican sus formas de actuar a los que dicen enemigos de la Iglesia.
Qu茅 decepci贸n de los que conforman la Jerarqu铆a Cat贸lica, los que abdican al poder de informar y guiar, para en su lugar enfocar a los supuestos enemigos de la Iglesia para que los fan谩ticos act煤en.
Qu茅 hueco suena el reciente Mea Culpa, si persiste en los mismos pecados la Iglesia.
Cu谩nta falta nos hace de los l铆deres su arrepentimiento y prop贸sito de enmieda. Nos urgen representantes de la Iglesia objetivos, respetuosos e incluyentes que den su testimonio de amor en lugar de enjuiciar; necesitamos que convenzan en vez de obligar e imponer a trav茅s del miedo, el se帽alamiento o la condenaci贸n.
Cu谩nta falta hace a la jerarqu铆a de la Iglesia y a sus apoderados usar la cr铆tica, no para sentirse atacados por supuestos enemigos, sino como retroalimentaci贸n para mejorar todos y todas.